kenotrotamundos

Arturo Vidal no tuvo una buena actuación en empate del Barcelona


Arthur y Arturo Vidal han protagonizado una dura batalla por hacerse un lugar en el once estelar del Barcelona. Parecía que el brasileño, heredero de la tradición de Xaxi e Iniesta, estaba ganando la pulseada, pero se lesionó y le abrió una ventana al chileno. Pero pese a estar desde el arranque, hoy el Rey no tuvo una jornada feliz en San Mamés frente al Athletic de Bilbao. No jugó bien y su elenco acabó sufriendo para rescatar un mezquino empate a cero, en encuentro válido por la fecha 23 de la liga hispana.

Los dirigidos por Gaizka Garitano salieron a apretar con fuerza en el medio. Tras un mal pase del formado en Colo Colo, Yuri se fue en velocidad y su remate cruzado se fue por poco en el 11′. No fue la única que perdió el ex Bayern Múnich. Estuvo impreciso durante toda la noche.

La circulación del cuadro culé era lenta y no encontraba línea de pase para sus atacantes. Las mejores ocasiones eran para la ex escuadra de Marcelo Bielsa. A los 18’ Susaeta sacó un venenoso remate con rosca desde fuera del área y Ter Stegen estuvo monumental para meter la mano. En la jugada siguiente, el arquero alemán se rehízo de un error y alcanzó a evitar la anotación local.

Lionel Messi no estaba fino y el Barça lo sufría. Recién a los 22’ se sacudió de su ensimismamiento. Metió un centro al corazón del área y a Luis Suárez le faltaron centímetros para conectar. El Athletic no se intimidó y siguió aguijoneando. Raúl García y Beñat estuvieron a punto de dar el golpe a la cátedra.

Los blaugranas salieron con otra actitud y más ritmo en el inicio de la segunda mitad, pero no generaban riesgo en el arco de Iago Herrerín. En el minuto 63’, Vidal dejó la cancha para el ingreso de Aleña. Un minuto después, Mikel San José sacó un disparo durísimo. Ter Stegen no tenía nada que hacer.

Los catalanes apretaban. Con Messi comandando la tropa, movían la pelota de lado a lado por el borde del área, aunque eran incapaces de perforar y dejaban un inmenso forado a sus espaldas para que los leones salieran disparados a la contra. A los 80’, Williams desvió increíblemente un cabezazo cuando ya se gritaba el gol y a los 82’ el mismo delantero falló a quemarropa ante el golero del Barcelona.

En el 90+1’, Óscar de Marcos se fue a las duchas por su segunda tarjeta amarilla. En la última jugada del encuentro, los barcelonistas se fueron contra el árbitro exigiendo una inexistente penal. No pasó nada.

Con el empate, el equipo del chileno sigue puntero con 51 puntos, sin embargo, ahora el Real Madrid lo acecha a solo seis unidades de distancia. La próxima fecha recibirá al Valladolid en el Camp Nou.

Foto: ATON Chile

Auspicios

/* ]]> */