kenotrotamundos

Curicó y Everton no se sacaron ventaja e igualaron en el inicio de la 8ª fecha


La octava fecha del Campeonato Nacional se estrenó con un entretenido encuentro entre Curicó Unido y Everton, quienes no se sacaron ventaja e igualaron a dos en el estadio La Granja, quedando ambos a tres puntos de la zona de descenso.

Los ruleteros entraron entusiasmados y no dejaban tocar el balón al local. El equipo de Gustavo Díaz presionaba la salida de los “torteros” y el esférico esquivaba cruzar la zona medial. Así nació el primer gol. Los viñamarinos recuperaron en la mitad de cancha y Álvaro Ramos aprovechó un rebote para clavar el puñal en el arco de Luis Santelices a los dos minutos.

Los curicanos entraron dormidos y no despertaban. Primero Juan Cuevas disparó desviado a los 4’ y, al instante, Bastián San Juan se soltó de la marca para cabecear un córner, pero el golpe se fue alto.

Poco a poco los albirrojos precisaron sus pases y Carlos Espinoza, que jugaba su primer partido de titular, manejaba los hilos del equipo. Justamente el ex Universidad Católica se encargó de igualar las cifras. A los 21’, un centro por la izquierda cruzó todo el área y Matías Cavalleri llegó por derecha para encontrar a Espinoza, quien amortiguó y fusiló a Christian Campestrini, colocándola en el ángulo.

En el complemento, Curicó volvió a entrar adormecido. Al igual que en la primera etapa, a los dos minutos y perdiendo el esférico en mediocampo, Diego Orellana puso la mira entre los centrales y habilitó al “Chanchito” Ramos, quien finiquitó perfectamente con borde interno para batir nuevamente a Santelices.

Los locales mantenían la posesión del balón, pero no concretaban las jugadas. Dalcio Giovagnoli envió a la cancha a Mauro Quiroga y el ataque se traslado a las bandas. El delantero casi convierte el empate con un cabezazo que no interceptó el guardameta y que chocó en el travesaño, besó la línea y salió del arco. Sin embargo, tuvo su revancha a los 83’. Heber García remató frente a Campestrini, quien puñeteó la pelota y el argentino solo tuvo que empujarla para dejar en tablas el compromiso.

En los minutos finales, ambos equipos no se dieron tregua para desnivelar el partido. Los “Oro y Cielo” pudieron ganarlo con un testazo de Gonzalo Freitas, pero fue parado por Santelices, mientras que, en el otro lado, Cisternas no controló bien en el área y envió el balón arriba.

Con este resultado, Everton y Curicó quedan con ocho unidades, aunque los evertonianos poseen un duelo menos por la suspensión de su cotejo ante Cobresal, colista del torneo. Ahora, están a tres puntos de Universidad de Chile, que está aún en zona de descenso.

FOTO: ATON Chile

Auspicios

/* ]]> */